El Santiago espirituano

Las comparsas, una de las tradiciones del Santiago espirituano. Foto: Archivo personal de Helena Farfán.

Las comparsas, una de las tradiciones del Santiago espirituano. Foto: Archivo personal de Helena Farfán.

Los orígenes del Santiago espirituano se remontan al Siglo XVIII.

Se afirma que inmigrantes de Santiago de Compostela trajeron a estas tierras la costumbre de rendir homenaje a su Santo Patrón.

El documento más añejo que se refiere al Santiago data del año 1823; tal es la antigüedad de esta fiesta que forma parte de las más auténticas raíces del espirituano.

En la etapa de la República el Santiago era la actividad cultural más importante que se realizaba, y recibía el apoyo oficial y del comercio. Se organizaba con unos cuarenta días de antelación, en un proceso en el que participaba de modo determinante el pueblo.

El Santiago desde siempre ha sido el escenario en el que se han enriquecido nuestras tonadas, los puntos y otras expresiones de la cultura popular. Las comidas típicas como el taitabusio, el frangollo, la catibía, morcillas, y otros platos diversificaban nuestra cocina.

Un hecho cultural de la magnitud de nuestras fiestas santiagueras ha sufrido transformaciones, que en algunos casos han alterado sus esencias; pero lo que no se ha podido menguar es la participación de la población y de otros invitados, que arriban a la villa desde otras provincias del país.

Con fecha tan lejana como el 25 de julio de 1848 aparece publicado en el periódico El Fénix, de la localidad, un bando de gobernación sobre las fiestas que expresaba:

“Nadie portará armas de ninguna especie, manifiesta ni encubiertamente. No se proferirán palabras deshonestas, picantes o que denigran u ofenden persona alguna con canciones, acción o movimiento”…

El bando en cuestión da fe de la preocupación que históricamente ha existido por una fiesta que es expresión de cultura en todos sus aspectos, que incluyen el comportamiento de las personas y la hospitalidad y educación.

Veinticinco años después, el 17 de Junio de 1873, otro documento del gobierno Municipal expresaba:

“Se permite toda clase de diversión lícita, bajo las buenas costumbres que tan acreditadas tienen los habitantes de esta ciudad, siempre que sea con la mayor decencia y compostura”…

El paso de los siglos y las transformaciones que la modernidad ha introducido a las fiestas santiagueras no pueden cambiar la voluntad de los espirituanos por lograr una fiesta grandiosa y  solidaria.

Este año realizaremos un Santiago, que a la vez que recuerde la tradición y nuestras raíces, reciba a los visitantes con nuestras… “buenas costumbres, la mayor decencia y la compostura”…

Un pensamiento en “El Santiago espirituano

  1. Pingback: Las comidas del Santiago espirituano | La terraza del Soto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s