Mario Félix Bernal Echemendía

Mario Félix Bernal. Foto: Archivo personal de Helena Farfán.

Mario Félix Bernal. Foto: Archivo personal de Helena Farfán.

Mario Félix Bernal Echemendía es el paradigma del promotor cultural.

Esta historia se remonta a su infancia cuando desde la enseñanza primaria comenzó a interesarse por las Artes Plásticas yla Artesanía. Susraíces, en el poblado de Guayos se nutrieron de Parrandas, trabajos de plazas, carrozas, luces, formas y colores que nacían, como por arte de magia, de las manos de artistas populares. 

Con solo 16 años viaja aLa Habanaa estudiar Pintura, Rótulo y Decoración en Ciudad Libertad; la cercanía del lugar ala Academiade Artes Plásticas San Alejandro marcaron el futuro del adolescente que cada tarde  escudriñaba por entre las verjas aquel misterio de la creación y la mezcla de tonalidades que lo deslumbraban.

Regresa a Guayos  y trae consigo los deseos de perpetuar y promover la tradición, esa efervescencia que ha visto desde niño; entonces crea su taller de Artes Plásticas y reúne a un colectivo de personas que se inician en el mundo del arte guiados por sus conocimientos.

En los inicios, en el modesto comedor de una escuela, surge un espacio cultural, embrión de aquel famoso Taller de Artes Plásticas de Guayos, uno de los más importantes del Movimiento de Artistas Aficionados del país en las décadas del 80 y 90.

En las postrimerías de la década del 70 se afianza la emblemática institución de la cultura Guayense, en un local propio, fruto del incesante batallar de sus miembros y de Mario Félix en lo personal. Aquel sitio de creación colectiva sería visitado por prestigiosas figuras del ámbito nacional y por aquel coterráneo ilustre que fue Fayad Jamís.

Toda la vida de Mario Félix ha estado marcada por el deseo de saber,  y eso lo ha llevado al idioma Inglés,la Licenciaturaen Letras, a profundizar en técnicas como el tejido, el papier maché y el entintado en telas y a estar actualizado en todo lo que se mueve en el amplio mundo de las artes y la cultura popular.

Han pasado los años y aquel inquieto joven, ávido de conocimientos es hoy un reconocido creador espirituano, mimbro dela Uniónde Escritores y artistas de Cuba y toda una autoridad de la cultura popular en el país.

Siempre rodeado de artesanos y pintores populares, Mario Félix, parsimonioso, desgrana consejos, escudriña cada obra y le aporta sus puntos de vista: Para él la polémica, el intercambio, son la base del desarrollo artístico y lo que aprendió de otros muchos lo comparte con desprendimiento.

Crítico y conversador, agudo y bromista, disfrutando la ciudad y  sus personajes, así deja su huella entre nosotros Mario Félix Bernal Echemendía, ese paradigma de promotor y artista espirituano.