El amor y las artes

Escultura El beso, Auguste Rodin.

Escultura El beso, Auguste Rodin.

Según el Diccionario Enciclopédico Grijalbo: “Amor es intensa inclinación afectiva hacia alguien, que lleva a quien lo siente a desear vivamente su felicidad y su presencia. Platón lo define como impulso y deseo de lo bello”.

El amor es un tema prácticamente obligado en el arte. Desde los griegos y romanos este sentimiento fue protagonista de más de una historia: El amor de Paris y Helena desencadenó la guerra de Troya. También es antológico el amor de  Penélope por Ulises, que la llevó a esperar años y años por el regreso del amado.

Don Quijote y Dulcinea, Romeo y Julieta, Fermina Daza y Florentino Ariza son personajes ineludibles que han dictado sus cánones literarios en cuanto a relación de parejas que trascendieron al paso el tiempo.

También el amor como concepto ha sido tema de todas las artes: El Teatro,La Música,La Danza, Las Artes Plásticas y El Cine han bebido de esa fuente inagotable de dulzura, inquietud y recelo.

Con el paso de los siglos el tema ha ido evolucionando hasta el punto de pasar del amor platónico o exento de sensualidad a la expresión más física y erótica. Por supuesto que no por ello ha dejado de ser el mismo sentimiento que desveló a nuestros abuelos, solo que ahora con una visión más desprejuiciada.

El amor es rito, juego, pretensión, coquetería. Fue el lenguaje mudo de un abanico o un pañuelo en el siglo XIX y también el desnudo provocativo y alentador del siglo XXI.

Y es que el ser humano nació para el amor. Desde la oscuridad de la prehistoria, en noches interminables junto al fuego, el hombre tuvo tiempo, para, a la vez que combatía a los depredadores y luchaba por el sustento diario, también procrearse y amar.

El amor es un tema infinito para las artes. Todavía quedan muchas canciones que cantar, versos que hacer e imágenes que disfrutar sobre este sentimiento del que Francisco de Quevedo, en insuperable soneto dijese:

Es hielo abrasador, es fuego helado,

Es herida que duele y no se siente,

Es un soñado bien, un mal presente,

Es un breve descanso muy cansado.

Es un descuido que nos da cuidado,

Un cobarde con nombre de valiente,

Un andar solitario entre la gente,

Un amar solamente ser amado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s