Magali Oropesa y la Gran Jugada

Magali con el grupo que formó. Foto: Archivo personal de Helena Farfán.

Magali con el grupo que formó. Foto: Archivo personal de Helena Farfán.

Hace solo unos años Sancti Spiritus perdió a una de sus voces más emblemáticas: La cantante Magali Oropesa.

Nacida en esta ciudad el 19 de Julio de 1953 desde muy pequeña se inclinó por la música, aunque por razones económicas se desempeñó como obrera, en la Fábrica Nela y en un Taller de Artesanía.

Su trayectoria en el Movimiento de Artistas Aficionados culmina con la creación, en 1970, de un dúo, con Pedro de Armas, que se mantuvo actuando por más de Veinte años en Ciudad de la Habana y otros escenarios del país.

A inicios de la década del Noventa regresa a la ciudad que la vio nacer e integra la nómina del Grupo Los Guanches, los Septetos Juvenil y Espirituano, además de realizar innumerables presentaciones como Solista.

No es hasta el año 1999 que crea su propia agrupación musical, que con el nombre de Magali y la Gran Jugada, la convirtió en una de las artistas más populares de nuestro territorio. Con este colectivo, formado por músicos espirituanos, participó en espectáculos y en Eventos tan importantes como el Cubadisco, además de una gira que la llevó a Francia.

Dueña de una potente voz y de un gracejo criollo pocas veces visto, Magali era querida y respetada por su público que apreciaba en ella, además de sus dotes artísticas, la modestia y el carisma que la caracterizaban.

Su repertorio, muy bien seleccionado, incluía la música campesina, el son, el bolero, la trova, e incluso la música mexicana en la que exhibía un amplio registro.

Magali era una mujer de pueblo, amistosa con todos, y con una arraigada vocación que la llevó a entregarnos su arte, con respeto y profesionalidad hasta el final de sus días; la calidad, el timbre y la fuerza que emanaban de cada interpretación suya, convirtieron en muy populares entre nosotros las canciones El son para Sancti Spiritus y Anda y dime Preciosa.

Magali Oropesa fue una artista que nunca olvidó sus raíces populares y que dio lo mejor de sí a nuestra cultura. La música espirituana perdió a una de sus principales intérpretes, pero su nombre pasa a engrosar la selecta nómina de los grandes que entregan su legado al pueblo.

A los músicos de la agrupación que creó les corresponde ahora mantener ese legado, y enriquecerlo, para que las generaciones que están por venir, no dejen de escuchar el sello particular de Magali y la Gran Jugada; la obra de una gran mujer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s