Raúl Palmero

Raúl Palmero. Foto: Archivo personal de Helena Farfán.

Raúl Palmero. Foto: Archivo personal de Helena Farfán.

Se suele pensar que Sancti Spiritus,  en lo que a la música se refiere,  es tierra pródiga en trovadores, y así es…Pero también por estos contornos pueden encontrarse excelentes voces de la cancionística, y ese es el caso de Raúl Palmero.

Nacido en la villa espirituana el Primero de Noviembre de 1949 tempranamente se vincula a la música y en específico al canto; como antecedentes tiene en la familia a algunos trovadores.

Un paso exitoso por el Movimiento de Artistas Aficionados lo lleva a obtener importantes premios en Festivales Nacionales y en la década del 70 pasa a ser un artista profesional.

Años después,  mientras hace un recuento, Raúl Palmero cree que su carrera artística estuvo influida por la trova, y que pese a  los fatalismos geográficos que algunos enarbolan, desde su natal Sancti Spiritus él se presentó en importantes escenarios del país, incluyendo la Radio y la Televisión, además de realizar giras al extranjero.

Con un selecto repertorio, que incluía la mejor música cubana e internacional confiesa  su cuidado al escoger los temas que interpretaba, guiado por su intuición y buen gusto.

Dueño de una potente voz y de elegante proyección escénica Raúl Palmero  añora el trabajo en los cabarets, el mundo del espectáculo, las luces, el centellear de las lentejuelas y la majestuosidad de una orquesta que lo respalde.

Recuerda con nostalgia el Cabaret Los Laureles de la década del 70, lidiar cada noche con un público alegre y exigente y la trovadoresca vida nocturna espirituana, aunque reconoce con agrado que hoy en el terruño se desarrollan jóvenes y prometedoras voces.

La vida tomó para Raúl Palmero otros derroteros; ahora está jubilado, luego de integrar una magnífica agrupación espirituana: El Quinteto de Roberto.

Raúl Palmero es hoy un hombre feliz; Interpretó la música que le agradaba, es popular y querido entre sus coterráneos mientras su hijo le siguió los pasos como cantante.

Algún fin de semana visita el cabaret. Cierra los ojos y sueña…. Las luces en colores lo encandilan, ahora desde el público; se mueven las voluptuosas bailarinas y en su imaginación, como en los fabulosos años 70, escucha la voz del presentador del show anunciando: “Ante ustedes la elegancia, la voz y el estilo de todo un caballero de la canción…. Recibamos con un fuerte aplauso a  Raúl Palmero”…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s