Día de las Madres

Madonna de Rafael.

Madonna de Rafael.

El próximo domingo celebraremos el Día de las Madres.

La fecha, de profunda connotación sentimental, ha instituido, en un espacio prefijado, el amor que siente el ser humano por su progenitora. 

En el arte, las madres, como tema o motivo de creación artística han sido abordadas con sistematicidad. Todo cuanto las evoca ha sido tratado en diferentes estilos y técnicas.

Desde la Venus de Willendorf, exponente del paleolítico y que sugería la fertilidad, el acto de la concepción ha sido profusamente recreado.

Las famosas Madonnas con sus niños, el gesto tierno e irrepetible de lactar o la rudeza de parir con dolor y desgarramiento son tonalidades de este policromo mito del nacimiento que encuentran expresión, sobre todo en las artes plásticas y el cine.

Pero también la Literatura y el teatro han tenido por tema a la madre, desde Edipo Rey y la inevitable tragedia de amar a su progenitora, sin saber que lo era, pasando por Hamlet y su relación de odio-venganza, hasta el drama de Bernarda Alba han universalizado estos conflictos que se relacionan con la maternidad.

Pero lo más común es que se idealice esta relación de madre hijo y se acuda, como un lugar común a la ternura, al agradecimiento, y a colocar a las madres en un pedestal  hermoso e intocable.

De allí que este día se convierta en un remanso de paz y comprensión para las familias que por lo general tienen a las madres como principal sostén afectivo y de unidad.

Frases como: “No hay nada como el cariño de madre”, “Madre es una sola” bien que podrían aderezar otras zonas de la creación que alrededor del tema rozan francamente el lugar común.

De cualquier forma lo cierto es que el día de las madres es una fecha de encontradas sensaciones: de honda tristeza y recordación para los que no cuentan con la compañía física de su progenitora y de regocijo y placidez para los que pueden besarla especialmente.

El próximo domingo 13 de mayo todas las madres cubanas serán congratuladas: con una flor, con un abrazo, con la frase cálida y sincera, porque en verdad ellas son columnas en el hogar, compañeras de travesía, y se merecen, por estar toda la vida derrochando amor, que los segundos Domingos de Mayo -y siempre- reciban el cariño de todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s