Josefina Jacobs, poetisa espirituana

"Entre dos aguas". Obra de Antonio Díaz, pintor de la ciudad.

"Entre dos aguas". Obra de Antonio Díaz, pintor de la ciudad.

La poesía espirituana tiene grandes figuras femeninas. Una de ellas es Josefina Jacobs Cañizares, nacida en esta ciudad el 6 de Julio de 1916.

La Jacobs fue educada en escuelas públicas y a temprana edad inició su producción literaria. Muy joven aún  el Círculo de Bellas Artes de La Habana la distinguió con un Tercer Premio por el soneto “Al General Emilio Núñez Rodríguez en el año de su centenario”. La Revista Eco le otorgó el Primer Premio por su soneto “A Sor Juana Inés de la Cruz” y otros poemas suyos aparecieron publicados en las revistas Hero y Horizontes.

"Close up". Obra de Antonio Díaz, pintor de la ciudad.

"Close up". Obra de Antonio Díaz, pintor de la ciudad.

Josefina resultaba una poetisa de fina sensibilidad, con un lenguaje pulido en el ejercicio y la cultura que atesoraba. Su tema predilecto era la ciudad y a ella le dedicó incomparables obras:

“Mi pueblo es colonial y todavía

se modela la teja colorada

esa salud de barro reventada

en el capullo de la alfarería.

Cuando el tiempo le resta lozanía

su mirada refleja la mirada

languidecente, desilusionada

del noventón que vive su agonía.

Pasar bajo la lluvia los aleros

es sentir que cumplidos caballeros

nos tienden las caricias de su golas

es aspirar el alma de un pasado

que se conserva puro y recatado

al calor de unas tejas españolas”.

 Sonetista por excelencia, dominaba esa estrofa a la perfección mientras la enriquecía con una mirada perspicaz y el amor a su terruño, que expresaba en la confluencia de torres, bronces y colores en su poesía.

Entre los años 1932 y 1934 mantuvo una sección poética en el periódico local El Fénix, realizando una encomiable labor de promoción literaria que la distinguió entre sus coterráneos.

Josefina Jacobs constituye una de las voces femeninas más sólidas de nuestra cultura, a su formación añadía un especial talento que la mostraba  muy moderna en el empleo de imágenes y metáforas, pero de tales lances salía siempre airosa. Originalidad es la palabra que mejor define a esta  mujer de apariencia débil pero fuerte a la hora de defender sus creaciones.

De arraigada vocación humanista cada época que le tocó vivir la vinculó de modo protagónico a la sociedad espirituana. En medio de un acontecer que discriminaba a la mujer supo codearse con lo más selecto de la intelectualidad cubana con dignidad y criterio propios.

Hasta su muerte, Josefina Jacobs , era una destacada colaboradora del Periódico Escambray y del Museo Provincial de Historia, al cual hizo importantes donaciones.

Su obra literaria, fiel testigo del tiempo que vivió y de los encantos de una ciudad colonial, constituye un patrimonio de todos los espirituanos.

En las más jóvenes poetisas de nuestra ciudad, en los poemas que redescubren las orillas del Yayabo está el aliento de Josefina Jacobs, esta gran mujer que tanto aportó a nuestra Literatura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s