París sin aguacero

Me moriré en Paris con aguacero.

César  Vallejo.

Un día te levantas, y la muerte

amanece en tu cama vaporosa.

La noche se fue torpe y ojerosa

cargada de la cruz y de tenerte.

 

Te seguirá implacable la tristeza,

roto el espejo donde te peinarás

y como adivino lo sabrás:

La mañana te anuncia una sorpresa.

 

Apenas tendrás tiempo de correr

a mojarte en un flanco de mujer

este jueves tan gris como un alero.

 

Luto de ropa antigua, descolor,

la nobleza del pan, tibio dolor,

no mueres en París              ni hay aguacero.

Un pensamiento en “París sin aguacero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s